ESPAÑA PENINSULAR ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 60€ #supportethicalbrand

Menos es más. Simplifica.

Vivimos sumergidos en la cultura del más. Más y más. Nos han educado para maximizar continuamente todo porque claro, cuanto más es mejor.

Cierto es que en determinadas situaciones el superarse, el llegar más lejos, el buscar más es mejor, por supuesto. Pero también es cierto que hay otras situaciones en las que el "más" no suma

Tenemos que tener el smartphone último modelo porque tiene nuevas funciones muy interesantes. Pero la realidad es que la mayoría de nosotros terminaremos usándolo para llamar, whatsapp y revisar de vez en cuando el correo e Instagram. Buscamos productos lo más complejos posibles aspirando a que nos permitan vivir una vida lo más simple posible (de esto sabe bastante Yvon Chouinar, fundador de Patagonia). Porque a eso si que aspiramos todos (o casi todos). Pero la realidad es que muchas veces no necesitamos la mayoría de las funciones, productos o apps que usamos con ese objetivo. Es más, la realidad es que muchas veces nos complican la vida más. 

A principios del siglo pasado, Mies van der Rohe, uno de los pioneros de la arquitectura moderna y abanderados de la famosa escuela Bauhaus, popularizó la famosa frase "menos es más". Con ella se venía a decir que todo aquello que no cumplía ninguna función, ni ayudaba a solucionar el problema, sobra. Se dieron cuenta de que lo realmente difícil era hacerlo simple.

De esto de simplificar ya se había dado cuenta muchos años antes Michael Thonet, cuando diseñó su famosa silla nº 14. Por aquella época las sillas estaban compuestas de muchos listones de madera unidos con cola. Ninguna tenía menos de dieciséis piezas, por lo que la producción era lenta y se desperdiciaba mucho material. Thonet pensó que podía simplificarlo. Tuvo la idea de curvar la madera, pensando en las ramas que se doblan cuando están húmedas y al secarse mantienen su forma. Consiguió así que una única pieza formara el respaldo y las patas traseras. El asiento pasó a ser redondo, en lugar de cuadrado. De esta forma, su primera silla fue realizada con sólo seis piezas unidas con sólo diez tornillos. Fue en el año 1859 cuando la silla nueva, modelo 14, se realizó. Todo lo demás es historia. Se han vendido más de setenta millones de unidades y seguro que muchos la habéis visto en muchas casas o restaurantes. 

En realidad, de lo que estaban hablando Thonet, Mies van der Rohe y muchos otros más recientes como Dieter Rams o Steve Jobs, es de minimalismo. Un minimalismo que, aplicado al diseño, trate de hacernos la vida más simple. 

Así que, si lo que queremos es simplificar nuestra vida para que tenga mayor calidad, quizás deberíamos optar por tener menos. Mirar a nuestro alrededor y pensar si realmente necesitamos todo lo que creemos que necesitamos. Y si realmente esos hábitos, esas apps o esos productos, nos están ayudando o más bien lo contrario. 

A lo mejor, deberíamos hacerle más caso al amigo Mies van der Rohe y pensar que muchas veces, menos es más. Es decir, menos es mejor. Que eso si que es a lo que aspiramos todos. A mejorar. 

¡Hasta pronto!
IB

 

 

 
Ignacio Berges
Fundador de Flip&Flip

 Mi nombre es Ignacio, soy diseñador industrial. Me gusta crear cosas sin la necesidad de destruir otras. Mientras queráis, escribiré por aquí para compartir con vosotros lo que nos pasa y aprendemos en este viaje, que ya es vuestro.

Puedes encontrarme en Instagram Linkedin.


¿QUIERES QUE TE ENVÍE LOS PRÓXIMOS POST POR EMAIL?

No damos mucho la brasa y así no tienes que estar pendiente > ¡Envíamelos!

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados